Retraso en el Desarrollo: Una historia de éxito

Retraso en el desarrollo, convulsiones, hipersensibilidad auditiva y problemas de lectura: ¿Podría una pequeña niña manejar todo esto?

Haylie escribe una carta a su familia

Una joven mujer recuerda su experiencia en el Programa de Los Institutos – y cómo cambió su vida.

Carta de Haylie

Querida familia y amigos:

Les escribo para agradecerles por toda su ayuda para superar mi lesión cerebral. En el último par de años he logrado un enorme progreso y ya no me veo a mí misma con lesión cerebral.

Por ejemplo, solía tener muchos problemas para caminar, porque mi tobillo izquierdo estaba muy rígido y torcido. Tenía mucho dolor en mi pie cada vez que caminaba. Mi equilibrio no era bueno. Caminaba sobre el costado de mi pie todo el tiempo. No tenía control de mi pie izquierdo. No podía contar con él para balancearme y para caminar, a veces incluso no podía caminar del todo.

 

Haylie tenía gran dificultad para moverse

Tampoco podía sentirlo muy bien, y me era incómodo ser tocada. Una vez mi mamá me pinchó con un alfiler y no lo sentí para nada.

Solía hacer gimnasia. Me gustaba mucho pero tenía dificultad con mi pie izquierdo. Cada vez que intentaba hacer algo, me caía de lado, porque me jalaba mi pie izquierdo. Con el tiempo, finalmente pude hacer una redondilla con flip flap independientemente y nadie se da cuenta ahora de que alguna vez tuve un problema. Ya no me duele y se ve muy natural.

Haylie es ahora una buena gimnasta

Aunque no me acuerdo muy bien, solía tener un montón de convulsiones también.  Tomaba varios medicamentos que ocasionaban muchos efectos secundarios negativos pero de todos modos seguía teniendo convulsiones cada par de semanas. Las convulsiones me dejaban cansada, con náuseas y sin ganas de hacer nada. Ahora, ya no tengo que tomar medicamento y ya no tengo convulsiones. HE sido desintoxicada de estas drogas desde hace nueve años.  Algunas personas pensaban que mi hígado jamás se recuperaría, pero los últimos análisis de sangre muestran que estoy en perfecta salud.

Los sonidos también me molestaban mucho, y me costaba trabajo concentrarme con cualquier sonido en la habitación. Podía oír sonidos que otras personas no percibían, y eso me molestaba en verdad. Si alguien me hablaba mientras estaba leyendo, tenía que empezar todo de nuevo. Esto hacía que fuera difícil para mi recordar las cosas, y constantemente me sentía frustrada y confundida. Ahora ya no tengo esos problemas. De hecho, creo que mi mamá es más sensible a los sonidos de lo que yo soy.

El estrabismo de Haylie le dificultaba leer

Solía tener un montón de problemas para leer. No podía ver bien las letras pequeñas. Para poder ver las palabras tenían que ser casi el doble de grandes del tamaño de las impresiones normales. Mis ojos brincaban cuando leía. Todo lo que intentaba leer, no iba frase por frase. Parecía más bien que mis ojos saltaban de u lugar a otro. También tenía muchos puntos ciegos. No podía ver algo a mi derecha o a mi izquierda a menos de que lo mirara de frente. Me tropezaba y caía muchas veces por estos puntos ciegos. Ahora mi visión está bien y puedo leer con rapidez. Leo impresiones comerciales a una velocidad de alrededor de 300 palabras por minuto.

El estrabismo de Haylie se ha ido… y con ello, su problema de lectura

Hoy, mi vida ha cambiado dramáticamente. Estoy haciendo trabajo académico para la preparatoria, y, aunque empecé tarde, podrá graduarme con mi clase y con honores. Mi materia favorita son las matemáticas. Cuando me gradúe de la preparatoria estudiaré en la universidad para obtener una licenciatura en negocios. De hecho, ya tengo mi propio negocio justo ahora. Solía vender mantas bordadas que yo misma hacía. También vendí más de tres mil cajas de galletas de Girl Scout en los últimos años y conseguí el suficiente dinero para hacer un viaje con mi madre a Washington DC y Philadelphia. Ahora tengo mi negocio de venta de vitaminas y para ello lancé una página web.

Haylie tiene mútiples talentos

En todos los sentidos, soy una persona normal ahora. Incluso comencé a conducir. Conducir un auto es muy divertido. Tengo mi propio automóvil,  y en él me voy cada semana a mis clases de guitarra. He estado tocando desde hace casi dos años. Hace poco interpreté la canción favorita de mi abuelo, “Amazing grace”, en su funeral, frente a 50 personas.

Haylie comienza su siguiente aventura

Todo el tiempo, energía y trabajo que puse en el programa valieron la pena, y quiero agradecerles por ayudarme tanto.

Sinceramente;

Haylie

Anuncios

Acerca de Elisa Guerra

Escritora. Especialista en educación y neurodesarrollo. elisaguerra.org

Un pensamiento en “Retraso en el Desarrollo: Una historia de éxito

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s